Destrozando el culo de una tía de cuarenta

Ardiente y deliciosa madura tetona que nos ligamos en un centro comercial el día de ayer, mi amigo se la cantoneo muy bien hasta que la termino llevando a mi apartamento donde esta tía termino disfrutando de nuestras dos grandes pollas.
A esta tía nos la penetramos por todos los agujeros hasta que la hicimos gemir como toda una perra. Esta tía si que disfruto de la dura follada que le brindamos hasta que la hicimos gemir como toda una perra, ve las distintas poses que ella muy bien disfruto hasta que quedo de lo más satisfecha.